DEMANEN UNA RENDA BÀSICA AGRÀRIA PER FIXAR LA GENT ALS POBLES.

l’Alcalde d’Areny de Noguera i president de la diputació d’Osca va demanar ahir, en un col.loqui organitzat per l’Associació de dones empresàries de la província d’Osca (Amephu), una renda bàsica per evitar la despoblació del món rural.

HUESCA. El presidente de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), Miguel Gracia, apuesta por crear una renta básica agraria como fórmula para fijar población en el territorio. Así lo afirmó ayer en el coloquio organizado por la Asociación de Mujeres Empresarias de la Provincia (Amephu).

Gracia resaltó la necesidad de adoptar políticas de cohesión más conscientes de los desafíos que el cambio demográfico comporta, por lo que planteó una «legislación ad hoc» vinculada a criterios como la orografía, dispersión o envejecimiento. Esta renta podría financiarse con cargo al segundo pilar de la PAC, el destinado a desarrollo rural, y sería para quienes tuvieran la agricultura como actividad principal.

El presidente de la DPH reivindicó el papel «fundamental» de la mujer en el medio rural. «Debe ser la que lidere, gestione y trabaje directamente los proyectos en el territorio porque su actividad es clave para evitar el éxodo rural», apostilló. Asimismo, reclamó políticas de discriminación positiva para apoyar a emprendedores y empresas que se quieran asentar de forma permanente en el medio rural.

Gracia estuvo acompañado por la presidenta de Amephu, Carmen Fernández, y la directora del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) en Huesca, Elena Pérez.